Nuevo Estilo de Vida

Tecnología es una palabra dura. Suena a cables, fierros, complicados mecanismos, y conocimientos inalcanzables para cualquiera. De esto no se trata la presente nota, porque no es como la mecánica. Cuando manejamos el auto, ¿Quién se acuerda de la comprensión del motor, los caballos de fuerza, la comprensión del motor, la combustión del carburador o la bomba de inyección? Nada, el auto anda o no anda. Es veloz y potente o pesadamente lento.

Con todas las cosas de nuestra vida diaria para lo mismo. ¿Se maravilla usted con los adelantes de la tecnología de las comunicaciones cada vez que pulsa los botones de su teléfono movil? ¿O piensa en electrones, cargas positivas y negativas cuando enciende el interruptor de la luz de su habitación? Esa es la gracia. Tecnología de por medio, contamos con aparatos, cosas, objetos que nos son útiles, cómodos, nos facilitan la vida. Algunos de ellos hacen más ostentación, demuestran más que son “a toda tecnología”, como el último iPod o una Palm, otros son calladitos, silenciosos, y no por eso menos tecnológicos. Con la fibra de sus pantalones trekking y esa buena copa de vino blanco. Con algunos nos volvemos adictos, con otros nos sentimos invadidos. En mi caso, no puedo empezar el día sin revisar mi correo, y me exasperan los sercicios telefónicos al cliente, esos con varias y lentas opciones de las cuales ninguna es la que necesito.

De lo que se trata todo esto es que queramos o no, la tecnología está involucrada en nuestras vidas a cada instante en gran o corta medida. Entonces lo que necesitamos es aprender a vivir con ella aceptándola y haciendo que trabaje para nosotros. A esto es a lo que le llamo “Un nuevo estilo de vida”.  Espero vuestros comentarios…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.