A través de otro blog, encontré este artículo que me vino de perlas, justo ahora que me encuentro en la implementación de nuevas soluciones de software. Merece la pena echarle un vistazo a todos los enlaces citados. Con la práctica totalidad de los sistemas controlados por uno u otro tipo de software, raramente nos llegan noticias acerca de fallos de programación con consecuencias graves.

Sin embargo, a lo largo de la corta historia de la informática, han habido casos realmente graves en los que fallos de programación u operación han costado la vida a personas, aunque normalmente, y por fortuna, las pérdidas han sido principalmente económicas, tal como lo dice el artículo que leí:

mantenimiento ?Lo curioso de los errores informáticos es que los programadores y técnicos de sistemas suelen averiguar qué es lo que ha pasado y no le dan tanta importancia (y la verdad es que la mayoría de los errores son rebuscados y derivados de casuísticas no contempladas y por lo general muy fáciles de resolver, por eso no tienen una importancia ?informática?). Sin embargo, en ocasiones, las consecuencias de los errores pueden generar una cascada de problemas cuantificables en dinero: es el caso de los 38.000 millones de dólares perdidos por culpa de un informático.

Por ello suelo insistir en que, cuando se va a hacer alguna cosa, se haga con la formación adecuada y la atención adecuada, y de esta forma se minimizará el nivel de impacto de los errores (eso no quiere decir que no haya, ya que somos humanos).

Una de las cosas que solemos hacer a veces mal es creer que por nuestra experiencia en un tema, lo que desarrollamos es correcto siempre, o mejor que lo de los demás. Para el caso concreto de desarrollo web, yo miraría algunos consejos de programación interesantes, y para evitar que bugs que desaparecen en una versión de una aplicación vuelvan a aparecer en otra posterior, usaría un gestor de configuración adecuado. Incluso si tengo que hacer del típico ?amigo informático? que en dos días le explica a un usuario cómo hacer una página web, intentaría que el resultado fuera lo más fiable y agradable posible.

Y por último, si creo que el cambio de una tecnología apenas va a influir en mi manera de desarrollar, el típico ejemplo de pasar de aplicaciones web a aplicaciones diseñadas para telefonía móvil, yo me miraría alguna guía de diseño y probaría antes las aplicaciones con emuladores de móviles.?