Hace poco asistí a un Webcast sobre el ciclo de vida del software (ALM) desde la perspectiva de Microsoft, es decir, mediante el uso de las herramientas que Team Foundation Server y la familia de productos de Visual Studio Team System nos ofrecen.

El ponente, Hadi Hariri, recientemente laureado como MVP C# 2008 de Microsoft, afrontó los contenidos con una aproximación que me pareció muy adecuada: plantear los problemas y posibles soluciones desde la perspectiva de la adopción de metodologías ágiles como Scrum y el desarrollo guiado por pruebas (el archifamoso TDD), para después, sin obviar que existen otras herramientas disponibles gratis, o con menor coste, plantear cómo se afrontaría un proyecto de desarrollo con las que nos ofrece Microsoft, con una integración bastante adecuada entre ellas: la gestión de plantillas de proyecto, documentación (especificación de requisitos, o historias de usuario en metodologías más ágiles), la asociación entre tareas, código desarrollado, pruebas unitarias y control de código fuente, integración continua… Sin duda, todo lo que vimos ya está inventado, y en mayor o menor medida, con más o menos configuración, podemos conseguirlo con otras herramientas libres o más baratas, aunque lo cierto es que para desarrollos .NET, la suite de utilidades que nos ofrece Microsoft es bastante interesante, aunque también habría que sentarse a echar cuentas sobre las licencias que tanto software y equipo nos requeriría. Posiblemente para un equipo medio o grande, es una buena opción, pero para desarrollos sobre múltiples plataformas o un equipo pequeño el traje, creo, puede quedarnos algo grande.

También estuvimos viendo un poco lo que está por venir con Visual Studio 2010, su editor de código en WPF, el generador de diagramas de secuencia para los objetos, similar al generado por herramientas como SequenceViz, que probé hace unos meses y me pareció bastante interesante. Y, por último, asistimos a la generación de pruebas sobre la interfaz de usuario, funcionales y de integración, gracias a Microsoft Camano, una herramienta para testers que permite, entre otras florituras, la grabación de videos de pruebas con sus resultados, la reproducción automática de pruebas grabadas en modo “macro”, de forma similar a como se llevan a cabo con NUnitForms o Selenium, para aplicaciones web y WPF (de lo que deduzco que los fans de Silverlight tendrán también aquí motivo de alegría y diversión futuras).

En resumen, una más que interesante charla, que nos hace augurar un futuro a medio plazo bastante prometedor.

ALM